Ahorrar energía es resguardar el bolsillo de tu negocio

Los gastos a la hora de tener un negocio son temas que no podemos evitar, pero si estos se pudiesen ver reducidos ¿No seguirías el camino que te señalan?

En los meses de invierno las facturas por consumo de energía suelen dispararse ahuyentando una parte de tu capital. La eficiencia energética puede ser tu solución, una solución que te permitirá bajar costos e incluso sentirte más a gusto en tu ambiente de trabajo. Te mostramos 5 formas de reducir gastos:

  1. Auditoria energética: El estado puede proporcionarte un auditor o puedes contratar uno que realice una auditoria para ver en que áreas estas fallando y en que otras puedes mejorar. Ya una vez conocidos los problemas puedes empezar a actuar.

Si es una falla eléctrica que está produciendo un consumo excesivo te recomendamos consultar personas especializadas en instalaciones eléctricas, ellos te podrán asesorar y realizar el trabajo de ser que lo apruebes, consulta https://www.electricistaspinto.com/ para mayor información.

 

  1. Aparatos electrónicos: Apagar y desconectar a la hora del fin del turno y en las horas de receso suspender (las impresoras tambien poseen esta función).

Escoja productos con mayor ahorro energético. Preferiblemente los de última generación.

 

  1. Iluminación: El consumo de energía por iluminación ocupa el 50% de la factura eléctrica se recomienda:
  • Usar luz natural mediante ventanales grandes complementada con luz artificial para el día.
  • Apague las luces cuando no sean necesarias.
  • Zonifique las áreas de trabajo por niveles de luz requeridos, los baños no requieren tanta iluminación como las oficinas.
  • Escoger la lámpara que más se adecue a las necesidades.
  • Limpie con frecuencia las luminarias y cuide las instalaciones.
  • Instale interruptores con fotocélula en exteriores.

 

  1. Climatización: El primer paso para una climatización en sintonía con el ahorro energético es el aislamiento térmico en puertas, ventanas, tejado y hasta suelos. Incorporar los criterios de ahorro escogiendo calderas de baja temperatura y calderas de condensación.

 

Aprovechando el residual de los procesos industriales nos supone un aumento en la eficiencia térmica.

Los sistemas de bombas de calor producen mejores resultados energéticos que los sistemas individualizados.

Instale termostatos y ajsutelos a los requerimientos térmicos.

Verifique que no haya fuentes de calor en las zonas con aire acondicionados.

Aisle tuberías de ventilación para evitar fugas.

Diseñe el sistema de calderas de acuerdo a los lugares que va a proveer calefacción, evite sobre dimensionar.

Es importante mantenerse informado y mantener consientes a los trabajadores, de lo contrario todos estos esfuerzos serán en vano. El ahorro energético es necesario en todos los niveles, para proteger el ambiente en el que nos desarrollamos, traduciéndose en beneficios propios.