Incluye los ejercicios kegel a tu rutina

Recientemente se ha incrementado la cantidad de mujeres que incorporan la rutina kegel a sus rutinas habituales de ejercicios, y es que estas ayudan a fortalecer el suelo pélvico que tanto haría sufrir su permitimos que se debilite.

La rutina kegel es utilizada primordialmente para fortaleces la zona pélvica, ya sea porque esta se haya visto afectada después del parto o simplemente por las actividades diarias realizadas con movimientos inadecuados, en ella se incorporan tanto técnicas aeróbicas como alguno que otro juguete sexual como es el caso de las bolas chinas o simple yoga.

Sin embargo la rutina kegel no es algo que puedas hacer sin tomar medidas o irte a todo riesgo, y es que recordemos que nos referimos a la salud y bienestar del cuerpo por lo tanto hay que considerar diversos factores y tomar medidas.

Como iniciar la rutina kegel

Como toda rutina normal de ejercicio, siempre hay que iniciar con un ritmo suave y probando nuestra resistencia y destrezas para realizar algunos ejercicios, en el caso de los ejercicios kegel es exactamente igual; pues es recomendable iniciar con ritmos lentos y sesiones de pocos minutos diarios hasta aumentar la resistencia.

Si vas a utilizar bolas chinas, recuerda tomar todas las medidas de precaución para adquirir estas e incluso el lubricante a utilizar.

Luego de introducir las bolas chinas, inicia los ejercicios que podrían incluso incluir una caminata o trote suave, claro que esto es cuando ya estés preparada y también tus músculos para soportar las esferas dentro de tu conducto sin causarte dolor al correr. Recuerda que se trata de fortalecer la zona, no empeorarla.

La rutina se inicia con máx. 15 minutos diarios, sin embargo si aún no estas preparada para soportar durante ese tiempo la contracción de tus músculos de la zona pélvica, entonces que sea el tiempo que lo resistas pero menos de 15 min por día.

Puedes ir aumentado el tamaño de la esfera y también su peso al mismo tiempo que vas aumentando el tiempo del ejercicio kegel, pero recuerda que lo máximo que puede durar la rutina kegel son 30 minutos diarios; no sobrepases el tiempo pues podrías generar desgaste en los músculos.

Inicia tu rutina kegel desde ya

Muchas mujeres consideran que la rutina kegel es únicamente para aquellas que poseen descaste del piso pélvico asociado al parto; esto es un grave error ya que el desgaste se da incluso cuando nos sentamos de forma incorrecta; por lo tanto cualquiera está propensa de sufrir debilidad de la zona pélvica incluso siendo muy joven.

La recomendación es iniciarla aun cuando ni sospeches que podrías estar sufriendo de ello, debido a que si no es así al menos iras un paso adelante.